X-Men: Operación Tolerancia Cero. El salto a primera división de Carlos Pacheco

X-Men Detalle

Estamos en 1996. Es el momento que Marvel Comics decide renovar las principales colecciones del cosmos mutante mediante nuevos autores. En el caso de los X-Men, junto a Scott Lobdell, la elección es un dibujante español que está causando sensación en el mundo del comic USA. Su nombre: Carlos Pacheco. Un nombre ya conocido y reconocido por el aficionado español gracias a su excelente trabajo ilustrando portadas y posters para Forum en los ’80, además de firmar algún que otro correo para Zinco. El gaditano llegaba a lo más alto, al centro del Universo Marvelita, para erigirse en el líder creativo de uno de los títulos principales del universo mutante. Huelga decir que la década entre 1986 y 1996 fue para Pacheco un esfuerzo continuado para conseguir la confianza de los editores estadounidenses. Trabajando primero para Marvel UK , DC comics y más tarde para Marvel a secas. Todo parecía como un gigantesco prólogo para su trabajo en los mutantes. Su labor no se percibe como el final de un camino, sino todo lo contrario: el inicio de algo espectacular. A partir de ese momento Pacheco se convertía en nombre propio en la industria. De hecho, en el anuncio que insertó Marvel en las publicaciones del medio, allí se podía leer en grande la siguiente frase: “Carlos Pacheco takes on the X-Men”(que se podría traducir como ”Carlos Pacheco se encarga de los X-Men”). Y como muestra de ese salto definitivo a la primera división, ponemos la atención en los primeros ejemplares de esa etapa, los números #62 a #66, incluido el famoso «-1» («minus one«), Unos números que vieron la luz en grapa en los states entre 1996 y 1997, que en menos de un año Forum los hizo cruzar el Atántico. Unos tebeos que Panini Comics compiló en 2005 en el volumen «Operación Tolerancia Cero«. Era el comienzo de la consagración internacional de Carlos Pacheco como dibujante hot. Y eso nos sirve para inaugurar con esta retrospectiva el ciclo que le dedicamos al Maestro.

X-Men Tolerancia Cero 00

Para hablar de la serie que tenemos entre manos no podemos olvidar el trabajo de Scott Lobdell, uno de los guionistas más destacados de la era de Heroes Reborn, ni las tintas de Art Thibert que acompañaron a Pacheco en este viaje. Un viaje donde Pacheco ya demostró que era algo más que un dibujante que trasladaba a la página los guiones que recibía, sino que el siempre aportaba un plus creativo. En este caso, tenía en mente algunas ideas, que Lobdell aceptó cuando se las propuso. Una de ellas fue integrar el mundo mutante en el conjunto del universo Marvel. De ahí que en la primera historia, de tres capítulos, del tándem Pacheco/Lobdell nos encontrasemos con Shang-Chi y a Kingpin. La saga es conocida como “Juegos de engaño y muerte” («Games of Deceit & Death«). Una autentica y llamativa locura: los X-men llegan a Japón para lograr una posible cura para el virus Legado. Pero Sebastian Shaw tiene algo que decir al respecto…

Tras eso, comienza propiamente la saga «Tolerancia Cero«, donde Bastión centra la atención, si bien en el tomo que hoy nos ocupa el relato no concluye, las grapas que compila son un hito de la época. Al Igual que el entrañable «minus one» («menos uno») de X-men. Un comic que formó parte del mes Flashback de La Casa de las Ideas: un proyecto que permitió conocer acontecimientos anteriores al inicio de la Era Marvel (antes de la aparición de los cuatro fantásticos). En esas páginas, estos autores nos presentan a Xavier “Profesor X” y a Erick Lehnsherr “Magneto” en Auschwitz, con un encuentro repleto de detalles. Pacheco dibujó al señor del magnetismo con ciertos parecidos a Darth Vader. Otra de las particularidades para destacar, son las imágenes de inicio del «X-men menos uno» es que vemos al propio Carlos Pacheco y a Stan Lee en medio de una escena cargada de ironía con respecto a la evolución del cosmos mutante durante buena parte de los años ochenta y la primera mitad de los años noventa. Al igual que al final de las páginas termina con la aparición Stan Lee hablando de como termina el número y un Carlos Pacheco rendido en la mesa de dibujo. Detalle que puede tomarse por dos lados; uno de ellos, la posible explotación que realizan las grandes empresas a sus trabajadores.

El tomo recopilatorio se publicó en 2005. En la línea de Panini Comics llamada Best of Marvel, que contiene X-Men vol.2 del 62 al 66 y X-Men Minus 1 de la edición USA. En formato tapa dura y con algunos bocetos y lápices de Pacheco que no acabarían incluidos en las historias. Una vez terminado de releer este recopilatorio, si se aprecia que el paso del tiempo ha hecho mella en su consistencia. Precisamente los años 90 fueron el declive de algunos conceptos propios de superhéroes, pero nos descubrieron autores que marcarían una época.  Lo único salvable de todo esto, se encuentra precisamente en el arte de este virtuoso gaditano, que remonta muchas veces todas las ideas locas que se desarrollan en estas entregas. Así fue como Carlos Pacheco se convirtió en uno de los pilares de la Casa de las Ideas a mediados de los años noventa. La prueba la tenemos en los números que se recopilan en este tomo.     

Anuncio publicitario

3 Comentarios Agrega el tuyo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s