Bachi-Buzuk: «Recuperar las revistas como formato, es recuperar la capacidad para sorprender y ser sorprendido.»

Bachi Buzuk Texto 01

A pocos días de que acabe la campaña de crowfunding del primer número de Bachi-Buzuk, hemos tenido la oportunidad de charlar con varios de los autores que participan en ella. Autores que han tenido a bien atendernos, como Toni Guiral, Agustín Ferrer, David Muñoz, Rubén del Rincón y el propio Sergio Bleda, impulsor de este proyecto, del cual ya nos avanzó varias cosas al respecto en el episodio de Cuántica Gráfica Podcast: “Colmillos y Pinceles”. Hoy ahondamos con nuestros entrevistados en este formato: el de revista de cómics, el que te permite conocer muchas historias, autores y estilos. Un formato que a muchos nos fascinó en nuestra época de primeras lecturas y que ahora, con Bachi Buzuk, puede volver a las manos de los aficionados. Dicho lo cual, os dejamos con la entrevista:

En primer lugar, ¿Qué significa para vosotros como lectores una revista de cómics?

Toni Guiral (TG): Como lector es un universo muy especial. Crecí con las revistas de cómics, y por lo que aportan a todos los niveles para mí son especialmente significativas. Su variedad, todas las posibilidades que ofrecen, me parecen un aliciente añadido como lector.

Sergio Bleda (SG): La posibilidad de descubrir pequeñas joyas que, seguramente, no se podrían encontrar en otro sitio. De descubrir nuevos autores, nuevas tendencias y hasta de aprender con los artículos.

Agustín Ferrer (AF): En mi caso, encontrar una gran variedad de estilos en cuanto a historias, narrativas y expresiones gráficas en un único soporte. Lo que supone a veces el descubrimiento de nuevos autores totalmente desconocidos para mí. Autores que tal vez no tengan obras, llamémosles largas, publicadas dentro del circuito editorial clásico

David Muñoz (DM): Como ya he rebasado los 50 años, soy uno de esos aficionados al cómic que pasaron su adolescencia leyendo revistas como las que se mencionan en la tercera pregunta. Y claro, para mí fueron muy importantes. Sobre todo porque me permitieron conocer a muchos autores cuyos álbumes no me habría animado a comprar de no ser por ese conocimiento previo. La revista te permitía “catar” su obra sin tener que gastar el dinero que costaba un álbum (el concepto “novela gráfica” por entonces no existía). Ahora que caigo, era una forma de funcionar muy similar a la que se usa aún en Japón y, en España, en la revista Planeta Manga (las series más exitosas se recopilan en álbum cuando terminaban de ser publicadas en la revista).

Rubén del Rincón (RR): Supongo que era como el subidón que da ahora a la gente ver likes, cuando salía un nuevo número.

Bachi Buzuk Texto 02

¿Y cómo profesionales?

R R: Trabajo, y por tanto comer.

TG: Como profesional, en su día lo fueron todo, porque yo empecé a publicar en ellas, poco a poco, como hacía todo el mundo. Creo que son una ventana al mundo, una posibilidad de publicar tu trabajo en primera instancia, un espacio abierto a la creatividad, unas páginas para la formación y desarrollo de autores y autoras.

SB: Es publicar estando arropado por el talento del resto de compañeros.

AF: Una forma de volver al formato de historia corta, como el microrelato para los escritores. Algo que había dejado de lado desde que di el salto a la novela gráfica o «tebeo gordo«, tras veinte años en los que únicamente me dedicaba a crear historias de no más de cuatro o seis páginas destinadas a concursos de cómic en el panorama nacional con bastante buena fortuna, he de decir.

DM: Cuando empecé a querer publicar cómics, casi todas las revistas habían desaparecido ya. Quedaban El Víbora y El Jueves. Sí que intenté vender una serie a El Víbora con Luis Bustos como dibujante, pero -con muy bien criterio-, Hernán Migoya, que por entonces era el director de la revista, la rechazo. Y digo “con muy bien criterio” porque era un proyecto que estaba muy verde. Deberíamos haberlo trabajado más antes de presentarlo. Pero vaya, que esa fue mi única relación “profesional” con las revistas. Me habría encantado haber publicado por ejemplo en Zona 84 (la sucesora de 1984, de Toutain), pero no pudo ser.

Bachi Buzuk Texto 03

¿Tenéis algún recuerdo de las cabeceras clásicas del mercado español (El Víbora, Cimoc, Tótem, 1984, Cairo, Makoki…)?

TG: ¡Muchos! Aparecieron cuando tenía 17 años, por lo que me marcaron como lector y como profesional posteriormente. Aún recuerdo perfectamente el día que descubrí en un quiosco el primer número de Tótem. Antes, claro, no había muchas maneras de enterarte cuándo aparecía algo, por lo que siempre te encontrabas sorpresas muy agradables cuando revisabas los quioscos.

SB: Muchos, muchísimos. De hecho siempre he estado ligado a ellas de una manera u otra. De pequeño me formé como lector con las revistas de Bruguera, de adolescente con El jueves y, más adelante, con Cimoc o El víbora. En esta última, de hecho, llegué a publicar.

DM: Más que “recuerdos”, lo que tengo es un montón guardadas en casa. Me gustaban todas, pero claro, como manejaba un presupuesto muy limitado, no podía comprarlas todas cada mes y tenía que resignarme a pillarme dos o tres. Mis preferidas eran Zona 84, Comix Internacional y Cimoc. Pero cada vez que podía compraba también números de Cairo, El Víbora, Creepy o Metal Hurlant. Ya digo que de haber podido las habría leído todas. Me gustaba leer cómics de todo tipo de estilos y géneros. Igual que me sigue pasando ahora. Lo mismo me daba la línea clara que la chunga, o el terror que la ciencia ficción. Con que fueran cómics ya me interesaba. Nunca entendí el “forofismo” aplicado al cómic. Para mí eran igual de grandes Richard Corben, Yves Chaland, Gallardo, Carlos Giménez o John Byrne.

RR: En mi caso, pocos, sobre todo “El Vibora”, al haber trabajado en Kiss Comix.

AF: Realmente, y aunque parezca algo extraño, yo no fui consumidor habitual de este formato de revistas hasta que desaparecieron. Fue años después cuando me hice con algunas revistas en mercadillos de segunda mano, con títulos de Totem, Cairo y Cimoc. Y ahí e s donde encontré esa variedad que comenté antes. Si bien es cierto que estas revistas lo que hacían era publicar en sus páginas adelantos o partes de títulos de cómics que después se publicaban como álbumes con la historia completa. Supongo que era la forma de hacer boca para los lectores, a la manera del manga en Japón y esos tochos que los lectores consumen en el metro de ese país.

Bachi Buzuk Texto 04

¿Consideráis que es el momento de recuperar este formato en este país?

DM: Ja, ja… ¡no tengo ni idea! Soy muy poco estratégico. Me limito a hacer las cosas que me apetecen y a esperar que, con un poco de suerte, le interesen a más gente. A veces pienso que no, que no es el momento, que el momento de las revistas ya pasó y el lector está demasiado acostumbrado a comprar obras completas de los autores que le interesan en forma de álbum o novela gráfica y no tiene ganas de gastarse dinero en una revista en la que va a ser complicado (por no decir imposible) que le gusten todas las historias que se publican en ella (además de que esa función de “preestreno” que cumplían las revistas ya lo cumple Internet). Pero también pienso que la gracia es esa, recuperar la posibilidad de sorprenderse y de descubrir cosas que no habrías conocido de otra manera. Pero vaya, ¡quién sabe!

TG: Sí, este es un momento tan bueno como cualquier otro. Es reencontrarse con un espíritu que para mí está íntimamente ligado a lo que es la historieta, la revista, la prepublicación, la manera de disfrutar de un contenido muy variado, de descubrir autores y autoras.

RR: Yo ya considero pocas cosas. Cambia todo tanto, y tan rápido que no soy capaz de ver que momento es este, ni que pais es este.

SB: Creo que sí, que la autoedición y el crowdfunding nos brinda herramientas que antes no teníamos. Ya no necesitamos una inversión económica fuerte para levantar un proyecto de este tipo.

AF: ¿Qué quereis que os diga? Ahora mismo estamos intentando sacar adelante mediante una campaña de micromecenazgo una revista como Bachi-Buzuk. Por lo tanto os diré que SÍ.

Pero a la vez, hablando con gentes de este mundo del tebeo, y sobre esta iniciativa en concreto, todos han coincidido de una u otra forma en que este país no está preparado para volver a este formato. No es tiempo de revistas. Y esto , me parece demoledor.

De hecho, yo colaboré años atrás concretamente en 2011 en las páginas de una revista de pretendido humor y nombre inclasificable como fue desde su nacimiento hasta su defunción ocho números después. Esta revista pretendía hacerle la competencia a El Jueves y la toña final fue de órdago a la grande. Pero es que, como dice el proverbio oriental, «dos tigres no pueden habitar la misma montaña». El Clímaco no pasaba de gato capado. Y ahora vemos como El Jueves. aduciendo que los costes del papel son insalvables, ha pasado de tener una tirada semanal a mensual. Aunque sea un formato de revista totalmente diferente del que se proyecta con Bachi Buzuk , sirva de ejemplo para ver que algo pasa con las revistas en este país ¡Qué mal todo!

Bachi Buzuk Texto 05

¿Que supone la libertad creativa que ofrece Bachi- Buzuk a sus autores?

TG: Todo. Esa libertad es básica, y en ese formato puede publicarse cualquier tipo de obra.

SB: La libertad creativa siempre ha sido esencial para desarrollarme como autor. Cuantos más límites me han puesto peor ha sido para mi trabajo. Supongo que hay autores que necesitan que les marquen el camino, yo nunca he sido uno de ellos.

DM: Pues esa es una de las principales razones por las que me apeteció sumarme al proyecto. Yo trabajo habitualmente como guionista de cine y de televisión, donde cada frase que escribo tiene que ser aprobada por media docena de personas, y quiero que el cómic siga siendo el medio donde puedo expresarme con total libertad. Por eso, salvo que se me permita tener total libertad, no suelo aceptar escribir historietas por encargo.

RR: Está por ver. La total libertad creativa puede llevarte a cosas geniales, y a masturbaciones mentales de difícil digestión… Salvo siendo un genio, claro. O incluso así.

AF: Bueno, la censura muchas veces parte del mismo autor y eso ya empieza a resultar bastante complicado de superar. Si además el formato de un soporte gráfico como pretende ser la revista Bachi-Buzuk también coarta la libertad creativa del autor, entonces apaga y vámonos. Por suerte esto no ocurre –  ni espero que suceda en los siguientes números que sigan al nacimiento de esta nueva revista – y  los autores gozamos de manga ancha crear en las pocas páginas que publiquemos en Bachi-Buzuk. Y como he dicho al comienzo, cada autor sabe qué publicar y qué no. O por lo menos yo considero que tengo ese filtro. No hablo del buenismo imperante actualmente que se ofende si se tocan determinados temas, algo que me parece demasiado exagerado, por no decir que roza el ridículo muchas veces Hablo de temas éticos y morales.

Bachi Buzuk Texto 06

En principio cuando hacéis una historieta para esta revista, ¿cómo es el enfoque que adoptáis?

TG: En mi caso, como escritor o articulista, lo enfoco como hago siempre mi trabajo: ser consciente de que me dirijo a un público generalista, con la intención de divulgar, de la forma más clara y concisa posible, toda la información.

AF: Puede haber enfoque o no, simplemente divertimento. En este primer número he optado por tocar un tema actual y que, desgraciadamente, no acaba como es el de los desahucios. Pero desde el prisma de quien hace la ley y no va a sufrirlos. En fin, una historia que nos haga pensar en la clase política y su inacción.

SB: Darle al lector algo por lo que no se sienta estafado si ha pagado.

RR: Pienso en lo que me gustaría leer a mi, y que aun no se haya hecho, si es posible.

DM: Volviendo a lo de la libertad, quiero escribir algo que me importe, algo que signifique algo para mí y de lo que me sienta orgulloso. Además, aunque mi plan es escribir una serie de historietas vinculadas temáticamente que en el futuro puedan ser recopiladas en una novela gráfica, la idea es que puedan leerse de forma independiente. Luego, para mí es una oportunidad de trabajar con dibujantes que me gustan mucho y que a lo mejor no podrían comprometerse a dibujar historias más largas. Porque eso es también importante: ya que el cómic no es un trabajo (o sea, no me ayuda a pagar la hipoteca), solo colaboro con dibujantes que me gustan mucho.

Bachi Buzuk Texto 07

¿Pensáis en algún target de lectores específico cuando creas una historia breve para una revista como Bachi Buzuk?

TG: Pienso en un target generalista, un lector o lectora que puede ser habitual de los cómics, pero también en otro/otra que se acerque a ellos por primera vez.

RR: El publico en general, lo mas transversal posible.

SB: Personas inteligentes, personas lectoras no necesariamente de cómics.

AF: Desde luego en todo lo contrario a un votante de ese partido con nombre de diccionario (risas). No, realmente pienso en la historia que me gustaría leer a mí y hasta ahora eso me ha funcionado bien. Si intentas focalizar o agradar a un lector imaginario que abarque a todos los lectores posibles, puedes volverte loco.

DM: Lo que he dicho antes: no soy nada estratégico. Pero espero que las historias que quiero escribir, sobre las complicadas relaciones entre padres e hijos, puedan llegarle a cualquier lector. Todos hemos sido hijos, muchos acabamos siendo padres, y no se me ocurre tema más universal. Eso sí, espero saber abordarlo de una forma original que se aleje de las aproximaciones más manidas o tópicas. Esa es la razón también por la que cada historieta será de un género distinto: la primera de ciencia ficción, la segunda de terror, etc.

Bachi Buzuk Texto 08

En cuanto a la opción del crowfunding, supone un camino de independencia, pero también el de asumir mayores riesgos ¿cómo os tomais este camino?

TG: Es un excelente camino, básicamente para esa independencia que es tan necesaria, especialmente en un formato como el de la revista.

RR: Para mi es un camino a explorar y mejorar, pero para los demás.

DM: Bueno…¡esperando que funcione! Pero en ese sentido poco podemos hacer los autores salvo animar a nuestros seguidores en redes a que participen en el crowfunding

AF: Voy a hablar nuevamente de mi caso en concreto, mi experiencia personal: Digamos que yo me inicié en el mundo del cómic profesional si eso puede llegar a darse en algún momento con una campaña de micromecenazgo para conseguir editar mi primer libro. La experiencia fue desastrosa, aunque conseguí finalizarla con éxito por la mínima. Pero a costa de un mes de desgaste total. Supongo que por dos razones tan evidentes como el ser un autor totalmente desconocido y no tener un gran alcance mediático en redes sociales entré en aquel momento en el mundo virtual. Y el caso es que el libro era realmente divertido. Así que supongo que Sergio Bleda y Bel Carrillo ahora mismo estarán tirándose de los pelos, por todo el trabajo invertido en la promoción de esta campaña para que salga adelante su/nuestro proyecto de revista y ante la perspectiva incierta de que no llegue a bu en puerto. Yo soy muy pesimista veo el ataúd medio lleno, como dice Woody Allen y veo que aunque se tenga un plantel de autores formidables en las páginas de una revista en potencia, va a ser muy difícil que llegue al acto aristotélico. Vamos, que si no reman todos los componentes del proyecto en la misma dirección , ni revista ni leches. Y va a ser una auténtica pena.

SB: En realidad es mucho más arriesgado el tipo de edición convencional para el cual hace falta una inversión económica de un socio capitalista antes de poner en marcha el proyecto. Es verdad que nos arriesgamos a que no salga y hayamos perdido el tiempo invertido en su promoción, pero nadie arriesga ni un euro. Y el tiempo invertido en promoción nuca es tiempo perdido del todo. Incluso en el caso de que el proyecto no pueda salir porque no haya suficientes lectores interesados para mi habrá sido un orgullo haber participado en esta iniciativa, haber llegado a los corazones y los cerebros de un buen número de lectores potenciales y haber removido un poco el aletargado y autocomplaciente mundillo del cómic español.

Bachi Buzuk Texto 09

En tu caso Sergio: ¿Qué supone coordinar un proyecto coral como éste?

SB: Muchísimo trabajo, muchísimo estrés y muchísima planificación, pero también muchísima ilusión, muchísimo placer y muchísimo orgullo de formar parte de algo más grande que nosotros mismos. Compensa.

¿Qué les podéis decir a los lectores potenciales sobre lo que les espera en Bachi-Buzuk?

TG: Diversión, entretenimiento, conocimiento, arte, filosofía, formas de entender la vida. ¡Todo!

RR: Una oportunidad de ser partícipes de algo inaudito, junto a autores y creadores muchos de ellos por debajo del SMI.

SB: Todo aquello que había en las revistas de cómics que leíamos y mucho más. Grandes nombres, grandes equipos creativos y pequeñas grandes historias.

DM: Que van a leer un montón de historietas, que muchas les gustaran y otras les disgustaran, pero seguramente descubrirán buenos autores a los que de otra manera no habrían llegado a leer. En cierta manera, recuperar las revistas como formato, es recuperar la capacidad para sorprender y ser sorprendido.

AF: Que se animen a ser partícipes de esta iniciativa. Que van a dar pie a un nuevo tipo de revista autogestionada, independiente de sellos editoriales que pretende dar una remuneración proporcional, justa y equitativa a sus autores. Todo a cambio de un producto de calidad, hecho por autores españoles que creemos en un futuro prometedor para el mundo del cómic en nuestro país. O por lo menos, que peleamos por ello.

Así que uniros a nosotros en este ilusionante proyecto!

Bachi Buzuk Texto 10

Sumándonos al llamamiento de Agustín damos por concluida esta charla. Con la vista puesta en que Bachi Buzuk sea una realidad en breve, damos las gracias a Antoni Guiral, Rubén del Rincón, David Muñoz, Agustín Ferrer y Sergio Bleda por el tiempo empleado para venir a este lugar del universo virtual para charlar sobre este proyecto al que le deseamos la mejor de las suertes. Una revista que en breve dará que hablar por todo lo bueno que aglutinara en sus páginas: Enrique Sánchez Abulí con Toni Garcés, Hernán Migoya con Patricia Breccia, Hernández Cava con Bartolomé Seguí, Santi Arcas, El Torres con Vicente Cifuentes, David Muñoz con Miguel Robledo, Raúle con Alejandro Torres y Juanfran MB, Mai Egurza con Patxi Zubizarreta y Arkaitz González, Diego Olmos, Fernando Dagnino, Joan Mundet, Rubén del Rincón, Man, Luis Durán, Agustín Ferrer, José María Beroy,  Toni Guiral y Borja Crespo. Aún estás a tiempo de hacerte con este primer número apoyando el crowfunding para que vea la luz.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s